09 julio, 2016

El fetiche con los libros físicos


¡Hola!

Hoy quería hacer una especie de entrada-debate o intercambio de opiniones con respecto a algo que he estado pensando últimamente a partir de mi experiencia personal. 

Ustedes saben que estoy realizando mi tesis para recibirme de Licenciada en Psicología y  en mis tiempos libres me dedico a mi hobbie por excelencia que es la literatura, como muchos de ustedes. Y mientras leía hace unos días el ultimo libro que compré, de un autor argentino, psicólogo y psicoanalista, Gabriel Rolón, me puse a pensar sobre el fetichismo, el objeto fetiche y sobre si los libros físicos podrían tener alguna relación con ésto.


Es algo que venía pensando hace un tiempo, pero que en realidad no me había puesto a pensar en el concepto teórico del fetiche, y realmente no lo había relacionado. Solamente pensaba en mi experiencia personal con los libros y las sensaciones que un libro me genera. Pero pensando en eso me tope con alguien me dijo "¿Porque no compras un kindle y te ahorras todo lo que gastas en libros por mes?" Y yo le contesté "El kindle o cualquier e-reader no me va a proporcionar la misma experiencia lectora que un libro físico". Y ahí comenzamos a debatir sobre en que se parecen y en que no los libros eléctricos y los libros físicos, él me decía que actualmente ofrecen casi la misma experiencia y son más prácticos, y yo le contesté "Hay algo que no tiene un libro electrónico y es el olor (sea nuevo o sea viejo), ese olor que es casi placentero... Y además, a los libros los colecciono, y no puedo coleccionar e-readers. Los libros los agrupo en mi biblioteca, me genera placer visual pasar y verlos ahi.".

Y es que es cierto; lo que más amo de un libro es las sensaciones que me generan a nivel sentidos; a nivel olfativo, el olor, sea nuevo o viejo, es un olor característico y es lo primero que hago al empezar uno. A nivel visual, el hecho de poder guardarlos en un lugar, todos juntos y armar mi propia biblioteca, que adorne mi espacio de lectura y vaya creciendo poco a poco. E incluso a nivel auditivo; el ruido al pasar los hojas, lo dije en una entrada hace poco (puede sonar tonto) si paso una hoja y no hizo ese ruido, la vuelvo a pasar. Y bueno; a nivel tacto no es lo mismo (para mí), sostener un libro físico que un e-reader. Me faltaría comer un libro y tendría los 5 sentidos completos LOL

La cuestión es que; evidentemente el libro físico me genera, a nivel corporal, sensaciones que me son placenteras. Entonces me puse a pensar si todo eso ¿tendrá algo que ver con que el libro es un objeto fetiche?

Vamos a revisar el concepto de objeto fetiche. Con respecto a la psicología, Freud consideraba al fetichismo relacionado con la sexualidad. En un principio se hablaba de una clase de "perversión"sexual en la cual la excitación dependía de la presencia o no de un objeto en específico (que era el objeto fetiche). Esta definición es tomada desde un psiquiatra Richard von Krafft-Ebing. Freud toma esta definición, la adopta, pero luego comienza a hacer modificaciones, porque la comienza a relacionar con la castración. Si algo han leído sobre esto alguna vez, saben que para Freud los niños atraviesan una etapa de organización libidinal en donde las pulsiones se organizan en primacía a los órganos genitales, y esto inicia la etapa del complejo de castración que en pocas y nada justas palabras; es cuando el niño arma su teoría infantil en donde reemplaza la teoría de que todos tienen pene por una en donde las mujeres han sido despojadas de él, entonces se inicia la angustia de castración en los nenes (miedo a ser castrados) y la envidia del pene en las nenas, pues se ven como ya castradas. Por esta castración, que luego se completa, de hecho, en el Complejo de Edipo (complejo por el cual el niño asume su castración simbólica), es que se origina la falta. 

Yo sé que esto poco tiene que ver con los libros (y para quienes nunca lo han estudiado, puede sonar hasta tonto o denso), pero en cierto sentido quería traerlo a colación, pues el concepto de FALTA en el sujeto es imprescindible para los psicólogos y para el ejercicio la clínica en general. Y es en relación a esa falta (castración simbólica) que el sujeto va a intentar, a lo largo de toda su vida, colmar esa falta, esa "abertura" o "vacío", encontrando objetos (objetos pulsionales, libinales, amorosos, etc), que de alguna manera le den la sensación de "llenar" esa falta. Obviamente, que nunca lo logra; la falta es la nada, o sea, el sujeto siempre estará atravesado por ella. 

Pero en esa búsqueda, llegamos al objeto fetiche como un objeto que intenta "sustituir" eso que falta, como decía Lacan. Y en el caso del fetiche, sería una cuestión de descarga, de descargar frustración y obtener placer, a través de ese objeto. Y yo creo que con el paso de los años se llegó a la conclusión de que el fetiche no queda solo resignado a objetos que proporcionan placer erótico o placer en situaciones que involucren la excitación sexual.

Placer es una sensación amplia y no sola queda reducida a la sexualidad, de hecho las sensaciones se generan a nivel cerebral. Entonces; un objeto fetiche puede ser cualquier objeto al que le proporciones la capacidad de generar sensaciones placenteras, de bienestar, de goce. Como dije antes; en la experiencia de leer un libro, mis sentidos se activan de tal forma que la experiencia se vuelve placentera.

Y esa sensación; el oler el libro, el sostenerlo, el sentir el ruido de las hojas al cambia la página, el coleccionarlos a todos juntos en un espacio en donde pueda verlos yo (y los demás) y admirarlos todos juntos; me hace pensar que en mi, el libro si funciona como un objeto fetiche.

Sucede lo mismo cuando alguien comienza a coleccionar cosas; esas cosas que colecciona por alguna razón, sean objetos difíciles de conseguir o sean objetos corrientes, de alguna manera proporcionan placer, a nivel inconsciente, y generan bienestar. Difícilmente la persona pueda "explicar" las razones por las cuales lo hace y logre convencer al resto de que hay algo "lógico" detrás de coleccionar eso, ya que es totalmente personal y subjetivo. Cada objeto, el objeto que cada uno elija, es totalmente personal: cada uno deposita su pulsión en determinados objetos, objetos que elige para si mismo. Yo creo que elegí los libros. 

Y quizás hay quienes también lo crean así o también se identifiquen con ésta idea.. De hecho, he leído algunos artículos al respecto, y coincidan en esta idea de pese a los avances tecnológicos y las diferentes ofertas en dispositivos electrónicos que permiten albergar y leer infinidad de títulos en un mismo dispositivo; muchos seguimos prefiriendo los libros físicos.

Por ejemplo, este artículo narra:

"¿Por qué seguimos comprando libros? Hoy en día se puede acceder a todo tipo de material -obras de ficción y no ficción, diccionarios, ensayos académicos, papers, historietas- y leer en tabletas, Kindles y otros dispositivos portátiles. ¿Por qué seguimos ocupando lugar en las bibliotecas de nuestros hogares con tomos que a veces nunca más retomamos y terminan juntando polvo? Quizás la respuesta sea que el libro ya se convirtió en algo más que un portal a la imaginación y el conocimiento, y pasó a ser un símbolo, un objeto de culto."

O esta entrevista en donde se dice algo bastante interesante:

"-Y a eso hay que sumarle la amenaza digital de los nuevos formatos de lectura.

-Dicho así suena a Farenheit 451. Las ventas de libros digitales en España han subido, pero todavía no son tan relevantes comparadas con el libro tradicional. No creo que tengamos nada que temer por ahora. Además, hay muchas vías para que sean compatibles ambos formatos. Incluso puede que esto revitalice el sector y empuje a la gente a leer más. Pero al libro le queda una larga vida. Es un objeto fetiche, tiene una gran carga sensorial. Hay quien viene a la tienda y al abrir un volumen lo primero que hace es olerlo. Eso no hay tablet que te lo dé."

Todo esto me hace pensar que, si realmente el libro es un objeto fetiche para muchos, significaría que la experiencia de leer un libro no solo involucra el contenido del libro si no al libro como elemento esencial. Es decir; al leer un libro, una novela por ejemplo, es importante que la novela nos interese pero a la vez es importante, quizás muy importante, el libro como objeto, como contenedor de esa historia. Es libro no es solamente una carcasa por la cual accedemos a una historia, si no es más que eso; es un objeto importante porque como objeto nos genera sensaciones placenteras.

Entonces; la experiencia de leer algo, seria doblemente placentera, ya que por un lado la historia ya de por si nos genera bienestar (una historia que nos puede hacer aprender cosas nuevas, sentir emoción, tristeza, alegría, etc) y a  la vez el objeto libro nos genera placer a nivel sensorial.y a nivel psíquico. Es una doble ganancia. Por supuesto, para quienes así lo sienten.


En fin, creo que escribí demasiado, espero que alguien haya llegado hasta este punto sin dormirse.
Me gustaría saber sus opiniones, ¿creen que el libro se podría tomar como un objeto fetiche? ¿Se han sentido identificados con esto? ¿Creen que quizás por esta razón es que, pese al avance, nunca desaparecerán los libros físicos? ¿Que opinan?




7 comentarios:

  1. Hola!
    La verdad es que leí todo lo que escribiste pero de psicología no entiendo absolutamente nada (leí a Rolón pero su novela más policial que psicológica) pero diría que podría tomarse como algo más para atesorar además de ser leído: por ejemplo yo leo muchísimo en formato digital, porque en vez de priorizar el placer que me puede dar verlos todos juntos (eso es lo que me da más placer, y el tacto, no por las hojas sino por las tapas) me concentro más en la economía y practicidad: algunos valen hasta un 10% de lo que cuesta un libro físico y honestamente no soy de comprar libros que se que quizás puedan no gustarme, me guardo el gasto en los que sé que me gustarán así como de determinados autores o suelo leerlos primero en digital y si me gustan los compro en papel.
    Claramente hay algo que va más allá de lo que mencioné antes, amo ir a la librería y ver todos los libros juntos, también he leído que cuando uno lee en papel son más las cosas que incorpora leyéndolo, entonces el preferido puede venir también por ahí, pero no creo que los libros físicos vayan a desaparecer, como todavía se siguen editando cds aunque hay que admitir que son cada vez menos, la mayoría compra hasta audiolibros para poder leer mientras manejan o se entrenan, y con ello viene la piratería que ha existido siempre pero en este mundo tan conectado eso ha atentado contra las ventas de libros físicos.
    No sé si lo que digo te ha ayudado mucho, pero supuse que podía darte mi opinión (aunque la escribí de a ratitos así que puede que haya cosas un poco sueltas).
    Saludos,
    Sol - stclouds.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Primero que nada...wow, tremendo análisis. Ahora sí, yo tengo la experiencia de leer en lo que serían los dos bandos, el libro físico y el digital a través de mi kindle. Antes tenía como un rechazo hacia lo que es la lectura digital diciendo las típicas frases de "no es lo mismo que un libro" o "no hay nada como ver la biblioteca llena de libros", y si bien sigo sintiendo eso, encontré que el kindle no es tan malo como parece. Los libros salen mucho más baratos, y como está la economía en estos tiempos uno no puede comprarse un libro de 400 pesos cada una semana porque ya se había terminado el que tenía. Entonces creo que el libro digital es solo una cuestión de ahorro. Todos amamos tener nuestros libros en la biblioteca, verlo apilados al lado de la cama, abrirlos e ir leyendo frases sueltas, pero el libro ahora lo compra el que puede.
    ¡Besos!
    Teffy

    ResponderEliminar
  3. Hola Cintia. Como estas?
    Es un gran Analisis. En mi expericia prefiero el libro en fisico por varias razones que mencionas en la entrada. Me gusta tener mis libros favoritos en mi biblioteca y la simple accion de observarlos, olerlos, hojearlos ya es algo placentero para mi como lectora. No puedo hablar de un kindley ya que para leer en formato electronico tengo una tablet, pero su unico beneficio para mi es poder accerder mediante a ella a los libros que no se publican en fisico en Argentina. En cuestion de comodidad me resulta muy agotador para la vista y la bateria no funciana mas de 6 horas diarias (no siempre leo tantas horas, pero es molesto tener que estar al pendiente de ese detalle). Creo que tendria que probar un ereader para ver que tal es la expericnia con el mencionado dispositivo.
    Pero repito, me gusta mas comprar los libros en fisico y siempre agradezco cuando alguna editorial pone empeño en realizar una edicion que destaque. Las portadas, diseños, colores y texturas no se pueden apreciar en un libro eleoctronico. Tambien coincio con Teffy que cada dia es mas complicado comprar la cantidad de libros que uno deseara ya que los precios son muy elevados.
    Me encanto la entrada.

    ResponderEliminar
  4. Hola me encantó la entrada, Rolón siempre me deja muchas reflexiones y es un psicoanalista excelente para leer. Yo la verdad no discrimino libros fisicos ni electronicos los dos me encantan. Un beso

    ResponderEliminar
  5. Hola Cintia! Que buena entrada! Yo cada dos por tres me encuentro con gente que me pregunta lo mismo, porque no leo e-book. Y en su momento lo hice, pero me cansaba a la vista y amo tener los libros en fisico.
    Me mataste con el significado de fetiche. Primero que lo tenia como otro concepto, y mas que nada como si algo fuera pasajero y te gusta mucho, como una obsesion. Por eso creo que no diria que fue un fetiche los libros, al menos para mi. Pero ese era mi concepto erroneo del termino.
    Comparándolo con lo que dijiste vos, obvio que concuerdo con que los libros nos dan la sensación de placer y comodidad. Cada uno lo siente de distinta manera. Creo que en si, esas sensaciones también las dan las historias que contienen. Pero no se si decir que son o no fetiches.
    Creo que tenes razon, afecta a casi todos nuestros sentidos y eso es lo que mas adoramos de ellos. Excepto comerlos, faltaria eso jajaja
    Muy pero muuuy buena la entrada, ademas genial los fragmentos de las revistas que pusiste y el sentido psicologico que le diste al tema.
    Nos leemos! Anto

    ResponderEliminar
  6. Había escrito un comentario mega largo y la maldita compradora se me reinició así que resumo:

    1) Yo también estoy en licenciatura en psicología, empezando la tesis! Me dio mucha emoción leer eso

    2) Detesto el psicoanálisis jajaja, yo me incline más por la línea cognitivo-conductual y sistemica, aunque respeto mucho a quienes lograron entender a Lacan y (lo que es aún más inentendible para mi), ENCARIÑARSE con él

    3) Muchas veces pienso que en psicología hacemos diferentes explicaciones/visiones para explicar el mismo fenómeno, ponemos nombres distintos y resulta que estamos hablando de lo mismo

    4) El libro físico, desde mi punto de vista, simboliza un refuerzo positivo a un montón de niveles. Socialmente, está mejor visto que te vean con un libro que con una tablet. Y es más seguro: no te van a robar un libro. Todas las sensaciones físicas que genera el poseer un libro físico tienen que ver con ese pequeño acto de premiación o auto-premiacion (cuando te compras un libro pensás "es un gustito que me doy", "porque rendi bien", o los recibis en las fiestas o cumpleaños), liberamos endorfinas con el solo hecho de pasar por una libreria, y cada compra es una cuota más de felicidad, un refuerzo más. El objeto-libro es la prueba física de ese refuerzo: tocarlo, olerlo, oírlo son intensificadores de esa liberación de endorfinas.

    Es una teoría loca ya que no está comprobado, pero es MI teoria loca jajaja ;D

    El otro comentario explicaba mucho mejor lo que pienso, pero lamentablemente ya no tengo el tiempo de volver a escribirlo.

    Me encantó la entrada así que voy a compartirla en mi Facebook, seguro a algunos compañeros de mi facultad, futuros psicoanalistas, les va a interesar mucho.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maldita computadora* Jajaja cambie al cel y el autocorrector me traicionó

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...